¿Dónde quedo la magia?

Te pones a observar el mundo que tienes a tu alrededor y te das cuenta que la gente ha cambiado, se ha vuelto menos expresiva en persona.


Ahora podemos ser cualquier persona mediante medios electrónicos, tenemos mil facetas para cada persona. He observado que la gente es más fría en persona, la magia que había antes se ha perdido; lo de tener nervios cuando quedaste con la persona, cuando la ves y no sabes que decir... 

Hoy en día ya conoces a la persona perfectamente, has tenido mil risas y sonrisas por chat, pero este sentimiento es muy distinto al que podrías haber experimentado estando en persona.

He comenzado a pensar que deberíamos irnos alejando poco a poco de la tecnología, emplear otra vez las viejas usanzas; porque así apreciaras mejor los pequeños placeres de la vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario