Títeres sin control

En estos pocos días he aprendido que las cosas buenas son fugaces y que la vida siempre es dura con nosotros, nos da algo increíble pero el destino nos lo arrebata, y contra eso no podemos luchar; somos unos títeres que son manejados por el destino.
En los pocos años que llevo he observado que cuando encuentres algo tienes que vivirlo intensamente, sin pensar en lo que va pasar después, deja que las cosas fluyan puesto que si tiene que ser así no podrás evitarlo aunque quieras.

Seguire viviendo con la esperanza de que en otro mundo las cosas sean diferentes, más fáciles, y que la vida no es dura con nosotros, simplemente nos deja libres para que podamos experimentar cada momento como si fuese único. Muchas veces quiero estar en otro lugar, poder tener lo que quiero y ser feliz sin importar lo demás; porque la vida nos va agregando más preocupaciones y comenzamos a tener la responsabilidad sobre otros, lo peor de todo es que no podemos con ello y acabamos consumiendonos esperando que alguien nos aligere la carga, siento decirte que nadie puede quitarte eso,  solo tu cargas con ella pero las personas que más te quieren te ayudaran siempre para que no te derrumbes.

Así que se fuerte a pesar te todos los golpes que recibas, habrá momentos donde quieras tirar la toalla pero ahí es cuando tienes que poner toda tu fuerza y seguir adelante, demostrando que somos más fuerte que el dolor y que nadie ni nada nos puede vencer, solo tú puedes ser lo que quieres así que confía en ti y sigue adelante, que lo bueno aparecerá cuando menos te lo esperes y será porque te lo mereces.

1 comentario: