Dando oportunidades

Hay a veces que te comentan sobre alguien, y tu piensas vale es mala persona, pero tal vez deberías darle una oportunidad, puesto que puede ser una persona diferente.

Al comienzo eres amable, simpática, como con cualquier otra persona; a medida que pasa el tiempo vas cogiendo confianza, y ahí es cuando comienzan los problemas. La persona que supuestamente te han dicho que es mala, comienza a mostrarte su verdadera cara y te cuenta cosas, pero siempre menos que tu y son cosas que le comenta a cualquiera, no le importa contar su vida privada a todos, pero a ti si.

Cuando tus amigos de verdad te dicen, ten cuidado no es de fiar y tu dices pero parece buena persona, en ese preciso instante recibes la primera puñalada, te vas enterando de que era verdad lo que decían, que te utilizaba y exageraba las cosas que tu contaste. Te sientes tan mal, pero no de tristeza, sino rabia porque siempre has pensado que todo el mundo merece una oportunidad, pero hay a veces que ciertas personas no la merecen, puesto que no cambian y seguirán igual que siempre.

Yo aprendí que es bueno conocer a las personas para así descubrir su verdadera faceta, es cierto que es mejor no conocerla puesto que te evitas todo el sentimiento de rabia, pero la vida es así, no crees que las cosas sean de una manera y al final resulta que lo son. Yo aconsejo que escuches todas las opiniones, conoce a esa persona, pero mantén las distancias, puesto que por algo será que dicen lo que dicen.

1 comentario: