Todos somos iguales

Y es que es verdad que no importa de que color seamos, raza o cultura, porque al fin al cabo, ¿no provenimos todos nosotros del mismo lugar?

Yo solo digo, que el aspecto superficial no es nada, es solo una característica que nos distingue de los demás para hacernos diferentes.

Lo que realmente importa es el interior, aunque el exterior nos pueda presentar a veces una dificultad, es ridículo, porque si conoces a esa persona de verdad sabrás que vale la pena no hacer caso a la gente que comenta por simple idiotez.

Porque tu estarás ganando un amigo para siempre, un nuevo punto de vista que te hará comprender mejor este mundo en el que vives.

Simplemente no seas como los demás, conoce, vive, no hagas caso de comentarios ajenos, porque tu solo decides lo que está bien y mal, ya que esas personas valen muchísimo más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario