Jamás te das cuenta

Cuando te encuentras ante la situación de perder a una persona muy querida, no sabes que hacer.

Te lo habías planteado hace tiempo, lo habías planeado de cierta manera. Pero cuando te pasa, no sabes que hacer, tu corazón te dice algo y tu mente otra cosa, no sabes que elegir, solo actúas.

A veces, dices lo de siempre: no he dicho todo lo que quería, dije algo que no debía, no debió acabar haci, que he hecho mal, me arrepiento de no haberlo hecho en el momento.

¿Porque cuando estamos apunto de perder lo más valioso que tenemos, nos damos cuenta, de que nos importa más de lo pensamos?

Entonces, tendríamos que estar siempre al borde de perderlo todo, para valorarlo...

No hay comentarios:

Publicar un comentario